Flash Cómics se fundó en 1997 como una librería de venta por correo de cómics nuevos a bajo precio procedentes de ofertas editoriales y restos de edición. En 2001 publicó su primera página web y en 2009 abrió su primera tienda física en Barcelona.